¿Quién paga la crisis? Acoval tilda de vergonzosas las enormes ganancias de los bancos ante aumento de la pobreza

Mientras aumenta la deuda morosa y, a la vez, miles de familias se empobrecen viendo cómo sus bajos ingresos se diluyen por la inflación, la banca finalizó el 1° semestre de este 2022 con ganancias por más de US $3.270 millones de dólares. Ante ello, Acoval llamó a la población a evitar el endeudamiento y al gobierno a ampliar el gasto público.

A pesar de las proyecciones de algunos expertos y del propio ministro de Hacienda, Mario Marcel, sobre la posible estabilización de la inflación para finales de 2022, la realidad es que el aumento general de los precios ha llegado en julio a una cifra histórica; la más alta desde 1994.

Así lo fijó en julio el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que marcó un alza de 1,4% respecto de junio, acumulando en lo que va del año un 8,5% en alza y un 13,1% a doce meses.

Lo anterior es el resultado de lo que diariamente ven la familias a la hora de adquirir los productos y servicios que componen la canasta. De hecho, una de las categorías que mide el IPC que más elevó sus precios corresponde a la División de Transportes que registró un alza mensual de 3,4%, acumulando un aumento de 14,8% en lo que va de este año y 26,4% en los últimos 12 meses.

Otra categoría que registró aumentos importantes fue la División 1 de Alimentos y bebidas no alcohólicas, que según el último informe del INE, alcanzó alzas mensuales en diez de sus once clases; aumentando sus precios en 1,9% respecto de junio, 15,4% de alza acumulada en lo que va del año, y de 19,4% respecto de julio de 2021.

Entre los alimentos que más incrementaron su valor en julio, respecto del mes anterior, está el plátano con un 30.4%, la zanahoria con un 14,7%, el pimentón con 13,4%, el pescado con 7,4%, la verdura congelada con 6,9% y la carne de vacuno con 3,2%, entre otros.

Los verdaderos sueldos de Chile

A pesar de que este 2022 el salario mínimo obtuvo su mayor alza en los últimos 29 años ($400.000 a contar del 1 de agosto de 2022), este reajuste de 14,3% impulsado desde la CUT y apoyado desde el actual gobierno, no llega a significar en la práctica un real alivio para la clase trabajadora, que finalmente termina pagando la crisis.

Así lo demuestra el último estudio de Fundación Sol, «Los Verdaderos Sueldos de Chile», que revela que un 29,1% de mujeres y un 16,5% de hombres ganan un salario igual o menor a 300 mil pesos, y afirma que “el 50% de las personas que trabajan remuneradamente gana menos de $458 mil y que 7 de cada 10 trabajadores y trabajadoras
recibe menos de $680.000 líquidos.».

Para los investigadores de Fundación Sol, esta realidad sería consecuencia de un problema estructural: «… De acuerdo a los recientes datos entregados por la Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI) 2021, se puede concluir que en Chile se registra un considerable atraso salarial, un problema estructural y de largo plazo, que va más allá de las consecuencias negativas coyunturales sobre el mundo del trabajo que ha generado la pandemia mundial
COVID-19».

En el caso de la región de Los Ríos, las cifras son aún más preocupantes ya que 50% de las y los trabajadores perciben un salario menor a $420.000, mientras que un 70% recibe menos de $602.939 y el 80% no logra obtener un salario mayor a $800.000.

Cifras que golpean, especialmente, a las mujeres, ya que según el estudio de Fundación Sol, la brecha salarial continúa dibujando una marcada diferencia entre ambos géneros. A nivel nacional, el 50% de los hombres gana hasta $500.000, mientras que el 50% de las mujeres recibe hasta $405.348. Este cálculo en Los Ríos, deja al 50% de las mujeres recibiendo un salario igual o menor a $397.991, mientras que el 50% de los hombres
reciben hasta $456.016.

Valor de la Canasta Básica de Alimentos sube 20% en un año

Ninguno de los salarios mencionados anteriormente alcanzarían para sacar de la pobreza a una familia de 4 integrantes. Ello según lo establecido por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, en julio de este año, cuando se fijó en $541.462 la cifra necesaria para que un hogar de 4 miembros cruce la línea de la pobreza.

El informe de julio de 2022 del Observatorio Social de la Subsecretaría de Evaluación Social, que valoriza la Canasta Básica de Alimentos (CBA) y fija la línea de la pobreza, reconoció que la CBA ha aumentado más de 20% en el último año.

“La variación acumulada de la canasta básica de alimentos en lo que va del año es de 15,5% y para las líneas de pobreza y pobreza extrema por persona equivalente es de 10,3%. La variación en los últimos doce meses de la canasta básica de alimentos fue de 20,6% y para la línea de pobreza por persona equivalente fue de 15,0%”, sostiene el Reporte.

En este complejo escenario, donde las familias chilenas han debido recurrir al endeudamiento para sobrellevar la insostenible situación económica, Eduardo Ramírez, presidente de la Asociación de Consumidores de Los Ríos, Acoval, sostuvo que es urgente evitarlo: “Creemos que en este cuadro es imperativo analizar la posibilidad de ampliar el gasto público, particularmente en la población más vulnerable, de tal manera de que con ayuda del Estado, las familias puedan cubrir sus necesidades básicas, esenciales y no tengan que endeudarse con la banca”.

La torta inflacionaria

Lo que viven día a día miles de familias chilenas, cuyos salarios se disuelven al costear la inflación, se contrapone con la realidad de los grandes grupos económicos, que a pesar de esta llamada “crisis”, han obtenido jugosas ganancias. Un claro ejemplo de aquello es la Banca, que según informó la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), cerró el 1o semestre de este 2022 con utilidades de más de U$3.270 millones de dólares, de lo cuáles 585 millones de dólares corresponden, sólo, a las de ganancias de julio.

“El resultado del mes en el sistema bancario alcanzó los $538.285 millones de pesos de utilidad (MMUSD 585) y el resultado acumulado en lo que va del año sumó $ 3.008.910 millones de pesos (MMUSD 3.271), aumentando un 48,93% en 12 meses”, señaló el reporte de la CMF.

Según el Resultado del Ejercicio Consolidado por institucion bancaria, informado por la CMF, entre los bancos que sacan la mejor tajada de la torta inflacionaria, se ubica el Banco de Chile, propiedad del grupo económico dirigido por Andrónico Luksic (Canal 13, CCU, Antofagasta Minerals…), con utilidades por 723 mil 250 millones de pesos hasta junio de este año. Le sigue Banco Santander que cerró el primer semestre con 529 mil 124 millones, mientras que el Banco de Crédito e Inversiones, (BCI) se quedó con 440 mil 928 millones en ganancias.

Por su parte, el presidente de Acoval, tildó este cierre de semestre de la banca como un espectáculo vergonzoso: “Estamos frente a un espectáculo bastante vergonzoso e injusto. Mientras que el resto de la población y la gente más vulnerable se empobrece, en medio de la crisis, la banca mejora sus resultados y aumenta la riqueza de los más ricos”, enfatizó Ramírez.

Así mismo, el dirigente llamó a la población a ejercer un consumo responsable y a evitar el endeudamiento, “llamamos a las y los consumidores a hacer un consumo responsable y a procurar no endeudarse. En el caso de no tener mayores opciones y si la estabilidad laboral lo permite, que los usuarios y usuarias del sistema financiero, estudien muy bien las condiciones del crédito, de tal manera de evitar cláusulas abusivas”, instó Eduardo Ramírez, presidente de Acoval.

Tema no menor, si se tiene en cuenta el alto nivel de endeudamiento y, peor aún, de sobreendeudamiento que persiste en la población chilena. Sin ir más lejos, el último Informe de Deuda Morosa de USS/Equifax, arrojó que en Chile las y los deudores morosos aumentaron por 3o trimestre consecutivo, totalizando, en el reciente periodo abril-junio de 2022, en 4.142.633 personas morosas, de la cuáles 85.501 corresponden a la región de Los Ríos.

Este reporte evidenció que la mayoría de las y los morosos provienen del retail, en un 46%, y de la banca, en un 25%. Respecto de los montos más altos en mora, según el Informe de Equifax, el 60% lo concentra la banca. A nivel nacional, en promedio, la deuda morosa asciende a $1.894.112, mientras en Los Ríos es de $1.468.621.

Actividad crediticia que fue asimilada con el extractivismo por el presidente de Acoval: “Pareciera que así como hay una industria extractivista que depreda los bosques, aguas y demás bienes naturales, hay una industria del crédito que depreda los bolsillos de la clase media y las personas más vulnerables”, sentenció Eduardo Ramírez.